fbpx

Josef Frank, el interiorista accidental

Josef Frank, pattern designer

Hoy vengo con un post de inspiración, de la mano de una de mis musas y referentes en el panorama del diseño: Josef Frank. El amigo Josef es una de esas personas con las que me encantaría tomarme un café y luego pedirle opinión sobre la decoración de mi casa, entre otras muchas cosas. Tal vez le conozcas ya por sus icónicos estampados, pero este viejito de aire socarrón es por encima de todo un interesante teórico del diseño que se arriesgó a ir contracorriente y supo reinventarse profesionalmente a los 50.

Josef Frank, moderno a su aire

Aunque está considerado una de las figuras más influyentes de la historia del diseño sueco, Josef Frank era en realidad un arquitecto austríaco de ascendencia judía que en 1934 se instaló en Estocolmo huyendo del nazismo. Formado en la Universidad Técnica de Viena, formó parte del modernismo vienés en boga en la época, pero pronto comenzó a desconfiar del pragmatismo y la estandarización por la que abogaba el movimiento, y disentía de la idea de Le Corbusier de “la casa como máquina para vivir”. Contrario al espíritu restrictivo y estricto del modernismo, temía que los interiores estandarizados acabaran estandarizando a las personas. Así que se apartó de la ortodoxia y acabó desarrollando su propio estilo de modernismo, que apostaba por la individualidad y una expresión más libre y artística. El color, el comfort y unas formas más orgánicas caracterizan su trabajo.

Standardised interiors would make people all too uniform.

 

En 1925 fundó en Viena, junto con el arquitecto Oskar Wlach, una empresa de diseño de interiores con la que alcanzó mucha notoriedad. Pero además de trabajar para clientes acomodados, también diseñó bloques de apartamentos para trabajadores, apostando por un tipo de construcción asequible para paliar la escasez de vivienda que asediaba el país tras la guerra. Diseñó apartamentos luminosos y aireados, con buenas vistas, mostrando ya su interés por ofrecer una experiencia de habitación lo más placentera posible, al margen del presupuesto.

De arquitecto a diseñador de estampados

Cuando el nazismo empezó a ser una amenaza seria para su ascendencia judía decidió emigrar a Suecia, el país natal de su mujer Anna. Pero pasar de una brillante metrópoli cultural como Viena al pequeño y provinciano Estocolmo de la época, y con casi 50 años de edad, no fue un tránsito sencillo para él. Tampoco le resultó fácil conseguir un trabajo regular como arquitecto en Suecia, así que, haciendo de la necesidad virtud, aceptó un trabajo de diseñador en la compañía de diseño Svenskt Tenn, creada por Estrid Ericson. Estrid era una creadora y empresaria de gran visión artística que ya había puesto el ojo en el trabajo de Frank durante su época austríaca. Otro personaje fascinante y poco conocido que merecería un post para ella sola.

Josef Frank y Estrid Ericson en 1965

Partners in crime Joseph Frank y Estrid Ericson en 1965 (foto Gösta Glase, Nordiska Museet)

En Svenskt Tenn es donde Frank comenzó a crear sus célebres patterns. Sus diseños exuberantes y llenos de color causaron sensación en medio de la sobriedad reinante en el panorama del diseño sueco, dando origen a lo que se llamó “Swedish modern”, una vertiente del diseño escandinavo más cercana al Arts&Crafts que al minimalismo nórdico. La visión particular y colorista de Frank imprimió un nuevo rasgo al diseño sueco, convirtiéndose en una parte fundamental de su identidad, vigente hasta hoy. Y si no, echa un vistazo a estos interiores decorados con sus textiles y dime si no tienen algo que ver con los que habrás visto en los catálogos de Ikea de los últimos años:

Josef Frank interior design, muebles y textiles

Foto Svenskt Tenn

Exhibición de Josef Frank en. Londres

Exhibición Josef Frank en Londres, foto Vogue UK

Josef Frank wallpaper

Foto derecha: Svenskt Tenn

Para entender el impacto que sus diseños causaron y lo original de su propuesta, basta comparar estas dos imágenes: a la izquierda la silla Paimio de Alvar Aalto, diseñada en 1932 en el estilo que triunfaba en la época: sobriedad, economía de detalles y apoteosis de la forma; a la derecha, el sofá 568 diseñado por Frank en 1936. Favoreciendo la utilidad sobre la forma, el comfort y la ornamentación, todo lo contrario de lo que se consideraba trendy en Europa en ese momento.

Silla Paimio, de Alvar Aalto y Sillón 568 de Josef Frank

Foto 1: Juha Nenonen, foto 2: Svensk Tenn

It doesn't matter if you mix old and new, or different styles, colours and patterns. The things you like will always blend, by themselves, into a peaceful whole

Su fructífera colaboración con Estrid Ericson para Svenskt Tenn continuó casi hasta su muerte en 1967, con 82 años, sólo interrumpida por su breve estancia en los EEUU durante la II Guerra Mundial. A su vuelta en 1946 abandonó por completo la arquitectura y se centró en su labor como diseñador de muebles y estampados para la firma sueca. Para ella creó alrededor de 2000 piezas de mobiliario (aquí puedes ver algunos) y 160 diseños textiles, 45 de los cuales siguen aún en producción regular. Pero es sin duda por su trabajo como diseñador de estampados por la que fue y es más reconocido. Sus diseños alegres y exuberantes, repletos de flores tropicales y plantas fantásticas, pájaros y frutas multicolores o mapas gigantescos, continúan inspirando hoy en día a diseñadores de estampados de todo el mundo, entre los que me incluyo.

Textiles con estampados de Josef Frank

Foto Svensk Tenn

Las claves de su filosofía, o 4 razones por las que amo a Josef Frank

Estampado Baranquilla de Josef Frank - Summer Cabin

  • Su énfasis en la “habitabilidad”, la idea de espacios centrados en lo humano, que crecen con y son alterados por sus habitantes. “La casa no es una obra de arte, simplemente un lugar donde uno vive” escribió.
  • Su visión del diseño como una forma de enriquecer la vida diaria. Lejos del dogma de la época de crear objetos como obras de arte, él aspiraba a crear piezas duraderas y comfortables, que permitieran a la gente relajarse y disfrutar con ellas.
  • Su filosofía del accidente, o “accidentismo”, que se podría resumir en esta frase suya: “No importa si mezclas viejo y nuevo, o diferentes estilos, colores y estampados. Las cosas que te gustan siempre se mezclarán en un conjunto pacífico” Dicho de otro modo: haz lo que te parezca. Un manifiesto a favor de la libertad, que para él era la verdadera esencia del modernismo.
  • Su gusto por lo exótico, la mezcla, el color y la diversión. Siempre se rebeló contra la idea de que lo moderno tuviera que ser serio y estricto y toda su obra es una mezcla de influencias de diversos periodos históricos, corrientes artísticas y el folklore y paisaje de los países que visitó.

 

Espero que hayas encontrado interesante este pequeño recorrido por la obra de Josef Frank y que te inspire para poner un toque extra de color en la decoración de tu casa.

¿Te ha gustado este post?
Apúntate a mi lista de correo y te avisaré de nuevas publicaciones, además de todas las novedades de Summer Cabin, lanzamientos, promociones exclusivas y regalos. Sin spam, palabrita.
2 Comentarios
  • Montse Llamas
    Publicado en 19:42h, 27 julio Responder

    Cuánto aprendo de ti, Nieves. No conocía a este diseñador, al menos de nombre, aunque probablemente haya visto sus estampados en algún lugar. Y creo que probablemente se me hayan quedado grabadas esas exhuberantes composiciones vegetales, porque me parecen algo muy familiar.
    Y me parece muy evidente la influencia de su estética en el diseño de Ikea.

    Me gusta sobre todo cómo nos haces reflexionar en el sentido del diseño y su relación con lo humano, el accidente, el disfrute… La limpieza de formas y pureza de colores que tan agradables se hacen a mis ojos en principio, pierden todo su sentido cuando suponen rigidez, falta de habitabilidad. Lo explicas muy bien.

    Sigue descubriéndonos joyitas, querida.

    • Nieves
      Publicado en 15:34h, 29 julio Responder

      Gracias Montse, cuánto me alegro de que lo hayas disfrutado! Yo comparto mucho su visión, descubrir sus planteamientos sobre el diseño me ayudó a ordenar y a reforzar mis propias ideas al respecto. Y me hizo apreciar mucho más sus estampados!

Publica un comentario

Te informo de que los datos que me proporcionas (nombre e email) serán tratados por mí, Nieves Herranz, como responsable de esta web, y los utilizaré para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al enviar tu comentario me das tu consentimiento para ello. Si no introduces los datos solicitados tu comentario no se publicará. Tus datos estarán ubicados en los servidores de Webempresa, en España y puedes a acceder a ellos, rectificarlos y suprimirlos en cualquier momento, escribiéndome a hola@summercabin.es. Para más información consulta mi política de privacidad.